• Print
close
Últimas Noticias

Las últimas cifras indican que el asma ha incrementado su prevalencia de un 4 a...read more El verano es siempre una buena ocasión para el descanso, el viaje y las festivi...read more “Cine al Aire Libre para Disfrutar el Verano en Familia” Desde hace ya vari...read more “Vivir bien, sentirse mejor: un programa social en beneficio de los mayores”...read more Madrileños disfrutarán de “La Celeste” sin Coches y en Bicis La ciudad se ...read more “Huerto Terapéutico para tratar pacientes obesos y diabéticos” Muchas son ...read more “Mayores de todo el mundo promueven acciones en contra de la discriminación p...read more “Festival Jazz Madrid 2016 en su Tercera Edición” El evento organizado por ...read more “Se inicia semana de la Ciencia en Madrid” En el marco de una nueva edición...read more “Centros Deportivos Municipales preparan programa de asistencia para prevenir ...read more

El Modelismo Ferroviario

 “El Modelismo Ferroviario”

El modelaje a pequeña escala de trenes y locomotoras es una actividad recreativa que ha fascinado a gran cantidad de personas a lo largo de muchos años. Su propósito es reproducir en modelos más pequeños los diferentes detalles y características de un tren normal de tamaño real; Sin embargo, algunos proyectos buscan ir mucho más allá de eso para crear en maquetas los diferentes elementos de una estación de trenes y los pueblos a su alrededor, incorporando casas, tiendas, fabricas, animales y otras diminutas figuras que recrean paisajes únicos y encantadores.

El modelaje ferroviario en particular tiene sus orígenes a finales del siglo XIX cuando se popularizo en toda Europa la construcción de pequeños trenes de juguetes para obsequiar a los niños.  En España se considera que la fabricación de juguetes ferroviarios tuvo un comienzo algo tardío esto debido a las diferentes situaciones políticas y económicas que marcaron su historia. Sin embargo, es conocido que para el periodo de 1890 a 1920 aproximadamente ya se realizaban diferentes modelos de trenes elaborados de forma artesanal, generalmente en madera y pintados a mano.

Para esa época se hicieron populares los “Hojalateros” un grupo de fabricantes radicados en Barcelona; además se estableció la fábrica de juguetes “Payá” ubicada en Alicante y que se caracterizaba por el colorido y vistosidad de sus juguetes. También se dio a conocer la “Hispania” que producía trenes de juguete que se consideraban un lujo y que solo podían ser adquiridos por la elite social del momento.

Aunado  a la popularidad de los trenes y en ocasión del desarrollo industrial del momento se buscó incorporar la tecnología a los juguetes desencadenando en los conocidos trenes eléctricos. Entre los primeros trenes eléctricos se encuentra el creado por el inventor estadounidense Joshua Lionel Cowen,  quien lo vendió en 1901 al dueño de una tienda en Manhattan con la intensión de que lo utilizará para promocionar su mercancía, pero sorprendentemente el público se interesó más por el pequeño tren, motivando al comerciante a hacer a Cowen la petición de más trenes para venderlos a sus clientes. Con ello, se desarrolló la popularidad del tren de juguete como un artículo tradicional entre los presentes de navidad.

Paralelamente, también se difundió la afición de algunas personas por realizar sus propios modelos. Hoy en día el modelismo ferroviario es un hobbie que atrae miles de seguidores en el mundo entero y que moviliza una amplia dinámica comercial que incluye: manuales de modelismo, libros y revistas especializadas, clubes de aficionados, talleres de aprendizaje,  tiendas on line, herramientas para su construcción, entre otros elementos que obviamente requieren de cierta inversión económica que valoriza aún más los diferentes modelos de maquetas y trenes elaborados por los aficionados.

Para quienes desean iniciarse en la afición del modelaje ferroviario es importante considerar algunos aspectos fundamentales en los que deberá procurar investigar y profundizar sus conocimientos para lograr construir un primer modelo, entre ellos:

  • Definir el modelo que desea reproducir y si se trata de una maqueta establecer el espacio y la forma que desea trabajar, considerando, además, si desea que se trate de una maqueta fija o móvil.
  • Elegir la escala a trabajar: para el modelismo ferroviario existe una gran variedad de escalas de acuerdo al país y los insumos disponibles en la región, por lo cual es importante investigar con anticipación acerca de la escala más idónea para el proyecto. Actualmente en Europa las más utilizadas son la escala 1, H0, N y Z. dependiendo de la escala se determina el ancho de la vía, ya que para cada escala existen 4 anchos de vías diferentes: ancho normal, vía métrica (m), vía estrecha (e), vía industrial (i).
  • Seleccionar la marca del fabricante: existen diferentes empresas dedicadas a la fabricación de motores y partes necesarias para el modelaje ferroviario, dependiendo de cada una se definen el tipo de corriente a utilizar, los materiales de las partes y otros detalles que resultaran muy relevantes en el trabajo.
  • Elegir la forma geométrica y el tipo de vías: pueden considerarse vías de 2 o 3 carriles que dependerá también del fabricante con el que se elija trabajar. Entre las más conocidas está la vía “M” que es de las más antiguas y esta generalmente elaborada en metal; la vía “K” que se usa para lograr el diseño de circuitos más realistas, y la vía “C” que ha tenido un uso más generalizado, aunque es un tipo de vía con balasto simulado de plástico y raíles metálicos algunos aficionados los pintan de óxido para lograr un efecto más realista.

También es importante decidir el tipo de sistema que se utilizara para proveer electricidad al modelo. Estos y otros detalles técnicos se pueden establecer con más facilidad en la medida en que la persona se involucra más con el tema del modelismo y se familiariza con todos los pormenores de la actividad. Una buena opción para comenzar a conocer del mismo es la compra de una revista especializada o la visita a una exhibición o mercadillo de los que suelen hacerse en algunas ciudades de España.

En Madrid una ocasión para encontrarse con esta afición del modelismo ferroviario son los mercadillos que se realizan el primer domingo de cada mes en el Museo del Ferrocarril, ubicado en el paseo las Delicias, Nº 61, y donde concurren coleccionistas, aficionados, artesanos vendedores y compradores de todo lo relacionado con este mundo del modelismo.  Allí se pueden encontrar materiales nuevos o de segunda mano muy útiles para quienes deseen emprender sus primeros proyectos.

La información detallada puede obtenerse a través de la página web del museo: http://www.museodelferrocarril.org/. También es posible comunicarse al número telefónico: 902 22 88 22.

 

 

Story Page