close
Últimas Noticias

Las últimas cifras indican que el asma ha incrementado su prevalencia de un 4 a...read more El verano es siempre una buena ocasión para el descanso, el viaje y las festivi...read more “Cine al Aire Libre para Disfrutar el Verano en Familia” Desde hace ya vari...read more “Vivir bien, sentirse mejor: un programa social en beneficio de los mayores”...read more Madrileños disfrutarán de “La Celeste” sin Coches y en Bicis La ciudad se ...read more “Huerto Terapéutico para tratar pacientes obesos y diabéticos” Muchas son ...read more “Mayores de todo el mundo promueven acciones en contra de la discriminación p...read more “Festival Jazz Madrid 2016 en su Tercera Edición” El evento organizado por ...read more “Se inicia semana de la Ciencia en Madrid” En el marco de una nueva edición...read more “Centros Deportivos Municipales preparan programa de asistencia para prevenir ...read more

La Feria de Abril en Sevilla: Una fiesta llena de baile, música y tradición andaluza

“La Feria de Abril en Sevilla: Una fiesta llena de baile, música y tradición andaluza”

          La gente de Sevilla vive con especial devoción los días de la Semana Santa, el fervor religioso, el respeto y la introspección son los aspectos que resaltan en las diferentes actividades que tradicionalmente se realizan en estas fechas. Las procesiones de cerca de 60 hermandades hacia la Catedral de la ciudad conmemoran la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor Jesucristo, una manifestación que atrae a miles de creyentes y observadores de toda España y el mundo entero, por lo cual ha sido considerada desde el año 1980 como un evento cultural de Interés Turístico Internacional.

  La celebración de la semana santa contrasta con otra fiesta típica de Sevilla como lo es la llamada “Feria de abril” o “Feria de Sevilla” que se realiza una o dos semanas posteriores a la Semana Mayor. Ambas festividades marcan el inicio de la primavera y son una expresión fidedigna de las cualidades más representativas de la cultura andaluza, quienes han sido por tradición un pueblo cristiano, creyente y lleno  de fe, pero que al mismo tiempo son también un gentilicio alegre que gustan de la fiesta, el canto, y el baile.

Originalmente la feria se planteó como una oportunidad para los productores agrícolas y ganaderos de la región de exponer y comercializar diferentes rubros de su actividad económica cotidiana, se realizó por primera vez los días 18, 19 y 20 de abril de 1847 con autorización de un decreto real emitido por la reina Isabel II. El éxito del evento estuvo dado por la receptividad de los pobladores locales y más tarde logro el incentivo definitivo al movilizar gran número de personas de otras ciudades del país. Paulatinamente la relevancia de la feria fue en aumento al punto que hoy en día se ha consolidado como un importante atractivo turístico internacional y una de las festividades que mayores beneficios económicos genera para la región.

   Este año la “Feria de abril” está pautada para las fechas entre el 30 de abril al 7 de mayo, y será como ya es costumbre una oportuna ocasión para disfrutar en su esplendor de todo el colorido y la alegría que los andaluces saben imprimirle a sus celebraciones. Para quienes ya han asistido en años anteriores es difícil describir con facilidad la experiencia vivida, pues la fiesta más que un evento cultural es una actividad única que combina un conjunto de elementos fascinantes como gente amigable, música, comida, baile, trajes típicos, tradición, toros, y muchos otros que la convierten en una experiencia irrepetible y muy amena para quienes asisten en estos días a Sevilla, sin duda, quien va una primera vez no duda en querer repetir la visita en los años siguientes, debido a ello la feria ha ganado tantos seguidores y cada año son más los turistas nacionales e internacionales que se animan a asistir.

    Como parte del atractivo que la “Feria de abril” tiene para ofrecer se debe mencionar en primer lugar, y sin lugar a dudas, el ambiente amigable, alegre y festivo que los sevillanos saben crear; cada familia, comerciante, músico, cantante, bailador, y todos los residentes de Sevilla y pueblos aledaños se preparan para participar de diferentes maneras en la celebración; bien sea como anfitriones en las casetas feriales, cocineros, servidores, cantantes, o simplemente parte de la fiesta; cada uno a su manera es un verdadero anfitrión, siempre dispuesto a disfrutar y animar a los visitantes a integrarse a la celebración sin sentir ninguna reserva.

  Las coloridas casetas feriales hoy en día se cuentan en más de mil y constituyen un espacio que con el paso del tiempo se han convertido en una verdadera extensión de las casas de los sevillanos, cuidadosamente decoradas y preparadas con su respectivo tablao para recibir a cantantes, bailadores, familiares y amigos dispuestos a compartir, comer, beber y disfrutar del ambiente. Muchas de ellas se mantienen como privadas solo para familiares e invitados especiales, pero esto es más que todo por razones de espacio y comodidad; sin embargo, la hospitalidad del sevillano no deja de hacerse sentir y se consiguen numerosas casetas abiertas al público con un inigualable ambiente.

Para quienes prefieren el bullicio de la calle, la celebración al aire libre es incluso mucho más cálida, gran cantidad de gente recorre el Real ferial de un lado a otro, son muchas las improvisaciones de canto y baile, así como la oportunidad de disfrutar de las luces de los hermosos faroles venecianos, la iluminación de la portada, como se le llama a la fachada de la feria que cada año exhibe una imagen diferente; y la oportunidad de hacer amigos o conocer personas de los rincones más apartados del planeta que se acercan a esta fiesta.
 Vale destacar que todas las calles de la feria poseen nombres de los más conocidos toreros de Sevilla, tales como: Curro Romero, Ricardo Torres ReinaBombita“, Rafael Gómez Ortegael Gallo“, Antonio Bienvenida, Joaquín RodríguezCostillares“, José Delgado Guerra Pepe Hillo“, Manuel Jiménez MorenoChicuelo“, entre otros no menos importantes. Sin embargo, solo una calle adjunta al ferial lleva un nombre diferente, se trata de la famosa “calle del infierno” donde se encuentra un parque de atracciones con diversas con opciones lúdicas para niños y adultos, conocidos familiarmente por los sevillanos como los “cacharritos”, es el lugar ideal para gratos momentos de emoción.

La fiesta taurina ha estado ligada a la feria desde sus orígenes, por lo tanto es parte de la tradición que durante su duración se ofrezca al visitante la oportunidad de disfrutar de las llamativas tardes de toros en la Monumental de Sevilla, con carteles que reúnen a los mejores matadores y ganaderías de la zona. 

En cuanto a la comida tanto en las casetas como el numerosos comercios dispuestos en la calle es posible degustar algún entremés delicioso o “irse de tapas” como se suele decir. La primera noche de la feria, generalmente un sábado, se comparte la célebre “noche del pescaito” en la que se prueban una variedad de especies de pescado frito u otras especies del mar. El resto de los días los preferidos son el jamón ibérico, la tortilla de patatas, las papas con chocos, garbanzos con bacalao, la caldereta y otros platos típicos de la región. También se consiguen los buñuelos, las torrijas y los churros o “calentitos” con chocolate.  Lo que respecta a las bebidas el gran protagonista es el vino blanco en especial la manzanilla de Sanlúcar que acostumbra a tomarse como “rebujito”, es decir con mucho hielo y algún refresco saborizado de lima o limón.

La feria es también propicia para que mujeres y hombres vistan los trajes típicos andaluces, es costumbre que las damas se hagan realizar un “traje de flamenca” a la medida y se unan al colorido desfile protagonizado por gran parte de los asistentes a la feria; también los caballeros se animan a lucir el “traje campero” o “traje corto”, de esta manera ataviados con la indumentaria tradicional es más factible animarse a aprender el baile de las sevillanas, o pasear en los carruajes llevados por caballos y guiados por cocheros vestidos con los trajes tradicionales, una escena imperdible para tomar una foto que rememore la inolvidable estancia en la “Feria de abril de Sevilla”. Por lo demás, queda solo poner en acción la disposición a participar en familia o entre amigos de la magia y diversión que se vive en esta atractiva feria.

Story Page