close
Últimas Noticias

Las últimas cifras indican que el asma ha incrementado su prevalencia de un 4 a...read more El verano es siempre una buena ocasión para el descanso, el viaje y las festivi...read more “Cine al Aire Libre para Disfrutar el Verano en Familia” Desde hace ya vari...read more “Vivir bien, sentirse mejor: un programa social en beneficio de los mayores”...read more Madrileños disfrutarán de “La Celeste” sin Coches y en Bicis La ciudad se ...read more “Huerto Terapéutico para tratar pacientes obesos y diabéticos” Muchas son ...read more “Mayores de todo el mundo promueven acciones en contra de la discriminación p...read more “Festival Jazz Madrid 2016 en su Tercera Edición” El evento organizado por ...read more “Se inicia semana de la Ciencia en Madrid” En el marco de una nueva edición...read more “Centros Deportivos Municipales preparan programa de asistencia para prevenir ...read more

Voluntarios para conversar, una estrategia para combatir la soledad

“Voluntarios para conversar, una estrategia para combatir la soledad”

          Una bonita iniciativa de un grupo de adultos de la provincia de Badajoz podría convertirse en la estrategia ideal para combatir la soledad en la que viven gran cantidad de adultos mayores de España. Las estadísticas más modestas señalan que son más de un millón de ancianos que viven solos en sus casas, esta cifra que representa cerca del 20% del total de los españoles mayores de 65 años es realmente preocupante si se toma en cuenta que el proceso de envejecimiento es una fase de la vida en la que toda persona necesita sentirse valorado, estimado y rodeado del amor y el afecto que solo la familia, los amigos y la pareja puede brindarle.

Pasar días de soledad es lo más perjudicial que le puede pasar un anciano, la carencia de compañía, la imposibilidad de ejercitar la interacción social y de disfrutar de gratas conversaciones y el contacto con otros seres humanos puede afectar considerablemente la salud física, psíquica y emocional de los abuelos. Las situaciones de soledad contribuyen a deteriorar paulatinamente las habilidades verbales y cognitivas, influye en la motivación y el estado anímico de la persona, llevándolo progresivamente a la tristeza y a la depresión.

Los seres humanos somos por naturaleza seres sociales, necesitamos irremediablemente de la compañía y las muestras de afecto de nuestros semejantes. Ahora bien, para los mayores el poder participar con otras personas de una entretenida charla es una valiosa oportunidad para compartir gran parte de todo ese bagaje de experiencia que sus vivencias le han permitido recopilar; sentirse útiles y valorados a partir de los consejos o perspectivas que puede expresar en relación a una situación determinada dada la sabiduría que ha logrado acumular con los años; y es además, una excelente forma de ejercitar la memoria al evocar las imágenes y recuerdos del pasado, los cuales les permiten ejemplificar e ilustrar los temas tratados en la conversación.

Es por ello, que el señor José María Carazo, un ingeniero jubilado, vecino de la zona de Santa Marina perteneciente a la parroquia de San José en Badajoz, ha tenido la iniciativa junto a su esposa Elia, una maestra de francés también jubilada y un grupo de otros doce adultos que se le han unido para dedicarse a brindar gratos ratos de compañía y una amena charla a aquellos mayores que actualmente se residencia en su barrio y viven completamente solos.

La iniciativa que comenzó con algunas visitas regulares en casa de los ancianos ha trascendido para convertirse en verdaderas relaciones de amistad llegando incluso a compartir un paseo, una celebración, hacer un acompañamiento a una cita médica o a una sesión de fisioterapia. Aunque los participantes están conscientes de que no se trata de un trabajo especializado, afirman que procuran ser siempre cuidadosos con la forma en intervienen en la vida de los mayores que visitan, telefoneando siempre antes de llegar para no ser inoportunos y respetando su derecho a la privacidad, siendo ellos quienes deciden los espacios y los momentos que están dispuestos a compartir.

En todo caso, se trata de un valioso apoyo para muchas personas que cotidianamente no cuentan con la compañía ni la cercanía de sus familiares o sus seres queridos. Al mismo tiempo lo más hermoso de esta tarea es que representa también una actividad muy gratificante para quienes sirven como voluntarios, ya que en su mayoría son también personas mayores que pueden vivir la experiencia de ocupar su tiempo libre en una labor positiva y de beneficio para la comunidad.

Ante la amplia demanda de esta tarea social el grupo que cuenta con el apoyo del párroco de San José, Juan Román ha puesto a disposición de los vecinos el siguiente número telefónico: 924 23 82 82, al que pueden comunicarse en horario de 18:00 a 20:30 horas, tanto para informar acerca de algún anciano que requiera de las visitas como para manifestar su deseo de participar como voluntario.

Esta experiencia por tratarse de iniciativa comunitaria poco formal demuestra que el acompañamiento a los ancianos es una necesidad que puede ser abordada de diferentes formas apelando sobre todo a la bondad y la solidaridad de los vecinos. Sin embargo, debe decirse que el tema de la soledad ha sido también asumido por numerosas organizaciones de voluntariado, entre ellas: www.solidarios.org.es que cuenta con grupos de trabajo en Madrid, Sevilla, Granada y Murcia, en donde regularmente se imparten sesiones informativas y se programan visitas a muchos mayores solos.

   Los interesados en integrarse al grupo de Madrid pueden dirigirse a: Calle Donoso Cortés, 65 (Metro: Islas Filipinas y Moncloa), todos lo lunes a las 19:00 horas. También es posible postularse como voluntario accediendo al portal web de la organización en el siguiente enlace: http://www.solidarios.org.es/colabora/quiero-ser-voluntario/.

 

 

 

 

Story Page